•  
  •  
  •  
  •  
  • TOLAR GRANDE

    Inmerso en el mágico desierto puneño se observa el imponente volcán Llullaillaco, además de un increíble ojo de mar, salares y paisajes imperdibles. En esta región de los Andes, el desafío de la montaña es para los expertos, ya que se puede ascender a numerosos volcanes y altas cumbres de más de 5000 metros, que fueron venerados como dioses por los Incas, y convertidos en los santuarios más altos del planeta.

     

    CONSULTAS